¿Cómo crear tu propio Portfolio?

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Investigando un poco he conseguido desarrollar mi propio Portfolio: aquí tenéis el [link] del mismo.

Seguidamente, pasaré a explicar los pasos que debéis seguir para haceros uno vosotros mismos.

Primero de todo, debéis escoger un diseño que os guste. Yo, en mi caso, he buscado diseños de portfolios en internet y he generado este repositori de proyecto: [link].

Para trabajar con mi diseño, he necesitado tener instalado el entorno de desarrollo para Angular. Necesitáis tener instalado Git, Node.js, Angular-Cli y Visual Studio.

  1. Instalación Git: ir al enlace https://git-scm.com/download , descargar la aplicación e instalarla.
  2. Instalación Node.js: ir al enlace https://nodejs.org , descargar la aplicació e instalarla.
  3. Instalación Visual Studio: ir al enlace https://www.visualstudio.com/es/downloads/ , descargar la aplicación e instalarla.
  4. Instalación Angular-Cli: Abrir la aplicación git-bash de git y executar npm install -g angular-cli.

Una vez hechos estos cuatro pasos, ya podréis trabajar con aplicaciones angular.

Podéis entonces descargar mi portfolio ejecutando la instrucción siguiente en git-bash (en un directorio donde tendréis vuestro repositorio de proyectos):

git clone https://github.com/davidmartinezros/portfolio.git

Una vez descargado el proyecto, instalaréis las dependencias de angular necesarias con la sentencia npm install.

Finalmente, ejecutando ng serve iniciaréis la aplicación que podréis ver en vuestro navegador con la url http://localhost:4200

captura_portfolio

Aquí podéis ver el resultado final y como os debería salir a vosotros: https://davidmartinezros.com

Ahora solo queda tocar la aplicación según os guste más. Propongo empezar modificando los ficheros es.json, en.json y zh.json que se encuentran en el directorio del proyecto src/assets/i18n/. Estos son los ficheros de externalización, donde están todos los textos traducidos de los diferentes idiomas.

Espero que os hayan servido de ayuda las explicaciones.

Cualquier duda que tengáis, no dudéis en preguntarme.

Anuncios

Que ¿quién soy?

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Mi nombre es David, tengo 39 años y nací y resido en Barcelona capital.

Soy un hombre felizmente casado y muy querido por mis padres y hermana.

Me apasiono con todo lo que hago y disfruto resolviendo acertijos. Trabajo de informático, escribo mis textos y tengo mis proyectos. Si algo quiero, voy a por ello, sin miedos ni dudas. Si algo me molesta, soy prudente en mis acciones.

social

Me encanta ver la luz del Sol entrando por la ventana, disfruto mucho yendo a la playa en verano.

Soy de buen comer y en la cocina me siento a gusto. Así que preparo los platos que me apetecen.

Disfruto de la música, diferente según el momento. Enérgica cuando apetece, reflexiva cuando conviene, sensible cuando surge.

381f41cd08c098ac7929d5b01924aaf0

Soy sincero cuando todo va bien y engaño a veces cuando no estoy bien. A veces no escucho y a veces me quedo callado. Pero, sea como fuere, a mi edad ya es difícil cambiar y solo queda aceptarme como soy.

De igual forma que yo veo defectos en los demás, debo permitirme tenerlos yo también. Y, así, conseguir ser más humano, menos perfecto, respetarme más y vivir, estos días que tienen que venir, felizmente.

¿Has pensado hoy en ti?

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los días lluviosos también pueden ser especiales.

danceintherain

¡Qué suerte he tenido de ser como soy! ¡Qué guapo me veo cuando me miro en el espejo! ¡Qué ganas de conocer gente nueva! ¡De estar con ella …!

Aunque seas un esclavo, aunque te sientas esclavo de esta vida, también tienes derecho a ser feliz, también tienes derecho a vivir y sentir con libertad, es obligado que llegue un momento donde te ilusiones por algo, sino para qué digo yo …

Pasadas las crisis, llega algo bueno. Si pensaste qué hacías mal, si mejoraste y aprendiste. Y uff, cuando se va la crisis, incluso un mal día es superable. Pensar en algo que baña tu vida, más allá de que otros lo tengan también, más allá de que otros no tengan nada, centrando todas tus fuerzas en esa gota de esperanza.

145f5f810e32fee52d0c329129ea8067

Poema libre

Un recuerdo agradable,

Un beso especial,

Una comida reposada,

Una conversación sincera,

Un proyecto proyectante,

Alguna obligación,

Alguien por conocer,

Alguien que dependa de ti,

Alguien que te haga pensar,

Algo que se te ocurra entre medias.

Con todo eso puedo lograr cualquier reto,

Con todo eso soy un hombre completo,

Con todo eso soy libre de acción y pensamiento.

Ir y venir en el tren de la vida, aburrirse y sorprenderse en la magia de la mente, tener hambre y comer en el ciclo de las necesidades, dominar y ser dominado en las relaciones entre las personas, querer y ser querido en las necesidades del corazón.

Pero lo más importante … es hacer todo eso de forma libre, como esa ave que inicia su vida y sabe que un día termina, como ese artista que crea y sabe que lo acabarán olvidando, como esa persona que es rica en algo y sabe que un día será pobre.

Sinceramente, no somos nadie, pero para mí soy la persona más importante de este mundo.

¿Y para ti? ¿Has pensado hoy en ti?

preguntas

 

Encuentro con la locura

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

conversation-1262311_960_720

  • ¡Saludos, viejo amigo!
  • ¡Hola, pequeño saltamontes!
  • ¿Porqué te quejas tanto? No te veo tan mal …
  • No me saques las palabras de mi lengua seca …
  • Sigues siendo el que fuiste, algo más fuerte, algo más listo, algo más viejo, pero te queda aún mucho trecho de vida por vivir.
  • ¡No quiero luchar más, viejo amigo! Todas las semanas son iguales, todos los días sale el sol, trabajo como puedo y nada me ilusiona ya.
  • ¿Has pensado en cuál es el origen del dolor?
  • No sé …
  • Las cosas bonitas, las más bonitas, sólo existen dentro de ti, pequeño saltamontes. No esperes la ilusión fuera de ti, no esperes las buenas palabras de otros Gorgs … mímate tú mismo, quiérete más, respétate más … ¡y haz que esa pequeña gota de ilusión moje tu esencia, deja que llegue allí dentro, donde sólo tú decides qué entra y qué no!
  • Y si pensaste que ya te ilusionaste un poco, disfrútala no rato más. Deja que ella decida cuando se va …

“Malditos Silions”, piensa John. “Maldito amor”, piensa también. “Malditos amigos”, piensa en recrearse en su tortura.

Soy un ser solitario, pero necesito a la gente. Quiero creerme superior y no necesitar a nadie, pero eso siempre dura un rato. Tarde o temprano acabo dándome cuenta que también soy frágil.

“Debo abrirme al mundo”, “¿Pero para qué?”, “Debo trabajar duro”, “¿Pero para qué?” … malditas contradicciones que nos definen o nos limitan.

Tengo miedo de ti, soledad. Tengo miedo que me poseas, que me gustes demasiado, que no pueda vivir sin ti, que te necesite y que tú, a cambio, no me ofrezcas nada.

Ante el miedo hay que atreverse a superarse, a vencerse, a mejorar, a ir hacia adelante. Ante el miedo hay que cambiar, querer cambiar, querer ser diferente, porqué lo que se conoce ya aburre, porqué lo vivido ya es pasado y lo que hay delante de uno mismo está por inventar, está por crear.

Cuando las ruedas en la cabecita funcionan, todo parece más fácil, pero cuando llega la duda, cuando llega la crisis, que lejos vemos nuestra verdad, que lejos estamos de nosotros.

Ese es el momento del miedo.

elinviernodelobello2

Entonces John cae al suelo de forma repentina, su mente se nubla y su memoria trabaja a su antojo. Sus ojos se tiñen de rojo y nota calor en la frente. Se le suceden imágenes de antiguos amigos que son ejecutados en fila y, a su lado, un Silion vestido de militar se ríe de la circunstancia. Mientras John, siendo a penas un niño, llora desconsoladamente. “No eres tú, son ellos” – dice el Silion que sigue riéndose de sus amigos y entonces le señala y se ríe de él. John intenta deshacerse de los grilletes que le sujetan al suelo, pero no lo logra. Las venas de la paciencia se marcan con más fuerza, ese es el nombre que le pone a la presión que siente en su cabeza. “¡Malditos seres repugnantes!” – grita John. “¡Mi padre os hará pagar por ello!” – mira con ira a los ojos del Silion.

Una pequeña lágrima cae por la mejilla de John. Esta vez no es una lágrima de ira, es una lágrima de tristeza. Pues se encuentra junto a su padre que está estirado, inmóvil y sin respirar. El olor de ese lugar le recuerda a la muerte, es la imagen de un ser negro, en forma de nube que se transparenta y que transmite frío a su alrededor.

escanear0005

“Recordarte así es la única forma de que estés vivo” – Piensa John volviendo de la locura.

Tengo un sueño

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

“Antiguom es un planeta agradable si eres un Silion” – Piensa John la mañana del primer día del paso actual, donde se siente feliz por el simple hecho de estar vivo.

178e981e941f9d6aa053fda7a3c84be1

La pesadez de su mediana edad le hace ser sensato en los actos.

Darse cuenta que la vida empieza un día y otro día termina le hace quererse aún más si cabe. Siente un respeto inmenso por su padre y le gusta que los jóvenes conozcan su sabiduría, pero, en ocasiones, quizás cuando es más sensato, piensa que quizás todo ese esfuerzo no vale tanto la pena.

“En este inicio de paso, tengo un sueño” – Se dice a sí mismo John.

Los sueños hay que respetarlos y más si son propios, porqué no todo el mundo tiene sueños, ni cree en ellos, porqué la envidia destruye los sueños, pero más destruye los propios. Y un día te levantas donde dejaste de tenerlos, sin saber cómo, una mentira te cambió la mirada y, al mirarte al espejo, dejaste de respetarte.

“Sin saber cómo, ni cuando” – Se dice John señalándose en el espejo.

En seguida, se da cuenta de que está perdiendo el tiempo y se dispone a ir hacia los campos de trabajo. Hoy es temprano, más de lo habitual y se entretiene durante el camino, donde para a oler las flores que se encuentra, mientras su mente diseña la estrategia a seguir.

Dosificar, realizar movimientos automáticos y liberar presión. Hoy es un día tranquilo y mañana vuelve Robert del hospital. “¡Que ganas de ver a mi amigo! – Piensa John mientras sonríe.

be different

La gente no sabe lo que quiere, necesitan seguir a alguien, sea quien sea, para dar sentido a su vida y, pasado algún tiempo, darse cuenta que todo tenía sentido, que su lucha no fue en vano. ¡Y yo se lo voy a dar!

Podría ser una lucha alocada, contracorriente, sin resultados inmediatos, que requeriría paciencia y estómago. ¡Lo que yo ofrezco sería lo que necesitan!

El punto de inicio es llamar la atención de los otros Gorgs, para que me escuchen y crean en mí. Y eso se consigue demostrando ser el mejor en aquéllo que ellos valoran más, su fuerza, la cuál creen que es su mayor virtud. ¡Eureka! ¡Me convertiré en el siguiente Gorg libre! ¡Ya tengo el objetivo!

Ahora sólo hace falta establecer el plan a seguir.

Deberé alimentarme bien, no abusar de la carne artificial, comer más agudula y beber más guabla. También será importante descansar bien, para ello deberé usar la radiofrecuencia 123 e ir mejorando los mensajes a medida que mi mente se vuelva más fuerte. También deberé ejercitar la mente con lecturas, conversaciones interesantes e ir diseñando las fases de la segunda etapa de mi sueño. El ejercicio no será necesario, pues de eso voy sobrado.

En ese preciso instante, la luz de su estrella le deslumbra y le indica que ha llegado el momento de máxima energía, donde los Gorgs trabajan a su máxima potencia.

John se dispone a igualar y superar al resto de Gorgs y así lograr ser el mejor en este primer día del paso donde decidió lograr su sueño.

exito2

“¡Tengo un sueño!” – Se dice John a sí mismo entre picada y picada.

¿Cómo os puedo guiar?

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

La mañana se levanta húmeda en Antiguom.

Después de la tormenta ácida que tuvo lugar durante la noche, el rocío incrementa el olor de las mapolas y las salidaridas, las flores más hermosas en la época de máxima generación de vida en el planeta.

John, gracias a su padre, tiene un conocimiento fuera de lo normal entre los Gorgs. “Es una dura carga que debo llevar” – se dice a sí mismo irónicamente, como intentando contarse algo que otros considerarían duro, pero que él, a través de la espesura del avance lento de la mente de un Gorg, deslumbra, le eriza la piel y le despierta interés por lo oculto.

Ha pasado la peor época de este ciclo – piensa John. Cuando estoy en un momento de recuperación, me reconforta pensar en ti, padre. Sé que querrías que no te echara de menos, sé que querrías que fuera fuerte, pero no puedo evitar sentir admiración por lo que fuiste para mí. “No se lo diré a nadie, padre, pero te echo de menos” – Se dice John a sí mismo mirándose a través del espejo, viendo en su propia madurez el perfil de aquél que fue.

Desayuna fuerte, se pone a cuatro patas y zancada a zancada inicia el camino hacia los campos de trabajo. Le gusta llegar el primero, no por motivación, sino mantener la alerta hacia un entorno y un enemigo siempre presentes, que le sorprenden cuando baja la guardia.

En seguida, van llegando Gorgs que van ocupando sus puestos y bromean y compiten en sus juegos de hombría. Van llegando también sus amigos, que ocupan áreas diferentes a la suya y los saluda en la distancia.

013

  • ¡Bienvenidos amigos peludos! – Grita el capataz Silion por el altavoz de amplificación de onda.

¡Los Gorgs golpean sus herramientas contra el suelo! Señal que están preparados para seguir escalando posiciones y lograr la libertad, como consiguió Sipum en el ciclo anterior. Lo logró al llegar a los veinte mil millones de puntuación en el ránquing.

  • ¡A cavar bestias! ¡Demostradme lo que valéis! – Grita el capataz entre la multitud.

Comienza la jornada, John respira y se ve fuerte hoy, pero tiene la mente ocupada por un devenir más importante que esa carrera contra seres parecidos.

Piensa en Robert, su amigo, que hoy se encuentra en el hospital a causa de un exceso de aptitud. Se dejo llevar demasiado por el plan de John y se olvidó de sí mismo. Eso le pasó factura por no estar centrado en su objetivo. John se siente mal por él y espera verle pronto, pero no puede ocupar su mente en preocupaciones y debe centrarse en su discurso.

Llega la hora central del día, los cascos y la melodía hacen latir a un ritmo constante y fuerte su corazón. John sabe como mentir a las máquinas de control mental de los Silions y sabe generar ondas cerebrales que simulen la motivación y la competencia. Pero hoy se encuentra cansado, debido a la excesiva planificación y nervio ante algo importante y debe disimular. Empieza a notar que su dominio decae y su voluntad por terminar es mayor que su fuerza interior.

  • ¡Cava, número 423! – Se acerca un robot y le grita con voz metálica a John.

Nota el estrés físico y se esfuerza por encima de lo que puede y deja en standby esa planificación inacabada. “Ser un Gorg es hacer lo que se puede” – reflexiona John.

La jornada termina y John está exhausto. Llega a su posada y se estira en la cama de pieles y se queda dormido. Al cerrar los ojos, entra en un sueño profundo, donde están Robert, Soffie, su padre y un ser frío y que tiene forma de serpiente.

Mientras Robert se va alejando, Soffie lo mira fijamente. Soffie le habla, pero John no oye nada y, a medida, que Robert se aleja, John necesita oír más a Soffie. Entonces, nota una descarga eléctrica y el ser frío y con forma de serpiente le abraza y John nota cómo su cuerpo se enfría y cómo pierde la fuerza. A lo lejos, una voz luminosa dice: “Tranquilo, hijo …”. – Y John se despierta.

Mira la hora y sale escopeteado hacia la posada.

Esta vez, llega tarde y Soffie y Zodiac están ya esperándolo.

  • ¡Hola, John! ¿Todo bien? ¿Cómo has llegado tan tarde? – Pregunta Soffie al verlo llegar.
  • ¡Hola compañeros! He llegado tarde porqué he estado preparando la estrategia a seguir ahora que Robert se está recuperando y vosotros habéis sentido la fuerza interior. – Contesta John tranquilo.
  • ¡Bien, John! – Le sonríe Soffie.
  • ¡Estoy ansioso John! ¡Cómo te dije hace años, eres el guía que estábamos esperando! ¡Sólo tú conoces el camino! – Zodiac Sorbe su guabla y espera las palabras de su amigo.
  • ¡Gracias viejo amigo! Pero no será fácil … – Contesta con seguridad John.

John se dispone a iniciar su discurso.

  • ¡Bien hallados amigos! ¿Cuántas aventuras hemos pasado ya juntos? No me respondáis …
  • Aún recuerdo, cómo nos conocimos … Fue en extrañas circunstancias y rodeados de un aura de poder difícil de explicar. No nos importaba qué algo pudiera ir mal, de hecho ni se nos pasaba por la cabeza. ¡Lo hacíamos y punto! Porqué no había otro camino, porqué habíamos llegado al final del camino. Y cómo no, la suerte siempre estaba de nuestro lado y podíamos con todo y contra todo.
  • ¡Maldita manipulación! ¿Nos vencerá o la venceremos? No hay término medio. Y ahora os pregunto: ¿queréis seguir teniendo miedo? ¿O vais a vivir como si todo fuera un destello?
  • ¡Sí, John! ¡Un destello! ¡Queremos ser esa luz que pasa por el cielo y nadie puede alcanzar! – Alza la voz Soffie y se vuelve vergonzosa por darse cuenta que gritaba.
  • ¡Pues ya lo soys! ¡Soys lo que queráis ser, soys lo que creáis que soys! No dudéis, no retrocedáis, siempre para adelante, siempre mirando el fuego de nuestra estrella de frente, cara a cara y, aunque dependáis de ella, sabiendo que ella depende de vosotros, porqué ella está allí porqué vosotros estáis donde estáis. Esa es la gracia de la vida, que todo cobra sentido en su totalidad, todo está unido y todo ser vivo necesita el resto de vida de su alrededor.
  • ¡Flojead! ¡Sentid vuestro poder! ¡Notad como crece todo dentro de vosotros! ¡Y venced!
  • ¿A quién maestro? ¿A quién debemos vencer? – Pregunta Zodiac agarrando con fuerza la jarra de guabla.
  • ¡A vosotros mismos! ¿A quién sino? – Afirma con fuerza John acompañado por la fuerza de mil Gorgs.
  • Estas dos últimas semanas habréis notado como vuestra fuerza ha crecido. Seguramente vuestros resultados en los campos de trabajo hayan mejorado, seguramente estáis más contentos durante las tardes y estaréis durmiendo mejor. ¿Os preguntáis la causa?
  • ¡Sí, John! Es cierto, lo hablábamos hoy con Zodiac. – Responde Soffie sorprendida. – ¿A qué se debe? Si lo sabes …
  • Pues la gracia está en la radiofrecuencia 123 bella Soffie.
  • ¡Lo sabía! – Se levanta de la mesa Zodiac y sigue mirando a John.
  • He encontrado el origen de la fuerza de los Silions y he aplicado una regresión. Como sabéis, los Silions sólo quieren nuestro trabajo … pues bien, resulta que usan todas las herramientas de qué disponen para conseguirlo. Una de ella es la radiofrecuencia emisora de ondas cerebrales, que tenemos en nuestras habitación.
  • ¡Ajá! – Interrumpe Zodiac, haciendo ver estar siguiendo el hilo.
  • Lo que he hecho es sustituir la radiofrecuencia 123 para generar un mensaje diferente y que, al oírlo nosotros durante la noche, nos haga descansar bien y nos nutra de la cara oculta de nuestra estrella. Un día, hace ya muchos años, mi padre me acompañó al campo y pasamos la noche contemplando como desaparecía nuestra estrella del cielo. Esperando un poco más, con paciencia, apareció su cara oculta. Mi padre me dijo: “La cara oculta es el origen de nuestra fuerza, hijo. Puedes esforzarte tanto como quieras durante el día, pero si no consigues ver la cara oculta por la noche irás perdiendo tu fuerza”.
  • ¡Pues ahora me ha entrado hambre, compañeros! ¡Me comería veinte mil Silions!- Contesta Zodiac levantándose de la mesa y pidiendo al camarero otra guabla.

Y los tres amigos se echaron a reír.

maxresdefault

Tengo un nuevo plan

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Los días pasan rápidos en Antiguom, pero no con la sensación de que uno se está diviertiendo, más bien todo lo contrario. Pero olvidemos eso ahora, que llega la tarde y, con ella, el mejor momento del día.

galaxia

– ¿Te vienes hoy, John? – Pregunta Robert con ganas.
– Naturalmente, como voy a perderme este momento …
– ¡A veces no aceptas la invitación, John! – Piensa en voz alta Robert.
Se hace un pequeño silencio …
– ¡Pero hoy si que vienes! ¡Y eso hay que celebrarlo! – Prosigue Robert.
– Eres un gran amigo, Robert … y eso también hay que celebrarlo. – Concluye John.

Ambos amigos se acercan a la mesa, con alguna que otra magulladura, y se sientan a esperar al resto. Mientras, miran entre sus monedas y dan cuenta que podrán tomar el brebaje hoy. Es principios de mes y ya han cobrado. Tienen ya calculado que, con su sueldo, pueden venir a la posada uno de cada dos días. John piensa en una reflexión que le hizo su padre un día: “La ausencia da valor a la existencia”.

Se oyen unos gritos y se ven trotar unos cuerpos hacia ellos. Son Zodiac y Soffie, dos grandes amigos que se encuentran en otra Zona y a los cuáles pueden ver únicamente en estos encuentros. Anteriormente, fueron muchas las aventuras que vivieron juntos, incluso llegaron a sentir la libertad en sus propias carnes peludas.

– ¿Lo de siempre, chicos? – Llega el camarero con cuatro guablas.
– ¡Cómo lo sabes! ¡Te voy a llamar el señor de las guablas! ¡Incluso me das más placer que las mujeres! – grita salivando Zodiac.

Las cuatro bestias agarran las jarras y brindan por ser libres algún día.

John les hace un gesto, para que se acerquen y pueda hablarles en susurros.

– Sé que me tomaréis por loco, incluso puede que penséis que perdimos nuestra oportunidad, pero quiero deciros que “tengo un nuevo plan” … – Susurra John.
– Soffie lo mira y contesta – Pero John, somos felices ahora, ¿para qué seguir luchando? Además estamos viejos ya …
– ¡Pero aún podemos, Soffie! ¡Sé que podemos con ellos! ¡Yo confío en vosotros! – Y el brillo de los ojos de John de antaño cautiva por unos instantes a sus amigos.
– ¡Sí, John! ¡Guíanos! ¡Te seguiré por toda la Galaxia! – Grita con ira Zodiac, el antiguo Mago del Tiempo.
– ¡Para Zodiac! – Alerta Soffie – ¡No juegues a ese juego, que siempre acabas perdiendo y nos haces perder al resto!
– ¡Cuenta John, te escuchamos! – Razona Robert, atisbando una posible victoria.
– ¡Tú no, Robert! Así no. – Dice Soffie, cruzando los brazos y alejándose del resto.
John los mira uno a uno y prosigue.
– ¡Esta noche conectad la audiofrecuencia 123 y dejaos llevar por la música!

A la mañana siguiente, los cuatro amigos se encuentran en los campos de trabajo.

Movimiento repetitivos, levantar un brazo, girar la cabeza, golpear en un lugar, retroceder la pierna y a repetirlo todo. La constancia los acecha durante el día, es por eso que a John le gusta considerarse como un vámpiro, ya que es cuando se va el Sol cuando es feliz. Dicen algunos que “el trabajo dignifica”, esos son los más manipulados. Dicen otros que “el trabajo os hará libres”, esos son los más manipuladores. John está deacuerdo con todo el mundo, no quiere despertar interés ni en la envidia ni en la competencia.

Ahora es justo la mitad del día, el momento de mayor brillo del Sol. Años y años de estudios científicos de los antiguos Silions, demostraron que en la mitad del día es cuando los Gorgs son más fuertes. Así que los cascos de control mental y la música generadora de ilusiones trabaja a máxima potencia. Los Gorgs trabajan un 500% más durante estos momentos. Los Silions se hacen ricos con su sabiduría y los Gorgs demuestran a sus amos que son los más fuertes.

Exhaustos, los Gorgs llegan a la hora de comer. Ingieren nutrientes generados de forma artificial como bestias que son, para acabar el día con un rendimiento óptimo.

Acabada la jornada de trabajo, los cuatro amigos se sienten fuertes como nunca antes, podrían incluso trabajar una jornada más ahora mismo.

John se acerca a ellos.

– ¿Sentís el fuego? – Les pregunta a sus amigos.
– ¡Sí John! – Contesta Robert – Mi cuerpo arde, mi mente descansa y mis ojos odian de nuevo.
– Me agrada oír eso, viejo amigo. ¡Estamos recuperando nuestras virtudes! – Contesta John con una mirada que oculta algo.
– ¿Porqué John? ¿Qué ha cambiado? – Pregunta Soffie.
– ¡No olvidéis poner la audiofrecuencia 123 esta noche! – Se despide John de sus amigos.