Etiquetas

, ,

Delante y dos sitios a la izquierda hay una chica misteriosa.
Es guapa. Callada. Casi sileciosa. Trabajadora. ¿Pero cómo es?

chica-misteriosa-arte-7173
No lo sé y es un misterio. Un misterio que debo resolver. ¿Pero cómo?
No lo sé. Hablando con ella quizás. Aunque no le guste hablar.
Mirándola quizás cuando me mire. Hoy hemos coincidido en un cruce de miradas.
Pero las miradas no son suficientes, necesito algo más.
Debo hablar con ella. Pero no existe el espacio para hacerlo. No vamos a desayunar juntos. No trabajamos juntos, aunque sí cerca. Se hacen pocas bromas y ella parece ausente a todas. Igual es sordomuda. Cosa que me agradaría, no hay cosa que odie más en este mundo que una mujer habladora.
Quizás nuestra relación consista solo en pocas miradas de derecha a izquierda y de alante a atrás. Quizás haya algo más y sea esa relación que ando buscando desde hace tiempo. Donde todo vaya a su ritmo, Donde haya esas comas necesarias, esos puntos obligados y ningún punto y aparte.
Quizás todo es imaginación mía y es una más entre tantas. Y entonces deje de ser la chica misteriosa de la oficina. Este último pensamiento me tiraría para atrás en conocerla. Aunque si una chica se queda en misteriosa también es un quebradero de cabeza. Porque siempre te quedará la duda.
Ante tanta duda solo me queda avanzar. O que surja la ocasión. Aunque nunca he creído en el azar. Solo en la ciencia. Siempre me ha gustado el termino surgir. Me recuerda a un mago haciendo aparecer un conejo de su sombrero. Sabes que hay trampa allí, pero te dejas llevar por la fantasía. Y no piensas como ha sucedido. Simplemente disfrutas del hecho que eso haya pasado. Pues con la chica misteriosa quiero que sea así. No forzar la situación. No exhibir mis dotes de macho alpha. No usar mis armas. Esperar. Solo me queda eso. Esperar.

Anuncios