Etiquetas

, , , ,

No hay tarea más complicada en esta vida que escribir un libro. Siempre se dice que en esta vida se debe plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. Pues os puedo asegurar que lo más complicado es escribir un libro.

libropublicar1
No sé si lo habréis intentado alguna vez, pero empezar es lo más complicado. Te plantas delante de la hoja en blanco y no se te ocurre absolutamente nada. O de golpe, se te ocurren un montón de chorradas, que incluso te da vergüenza de ti mismo haberlas pensado.

 
Pistas. Escribe. Da igual lo que escribas. Los inicios de escribir un libro se basan en coger práctica. Es por eso, que da lo mismo lo que se escriba. Consiste en coger fluidez. Y no me refiero fluidez en teclear el teclado. Me refiero en tener fluidez de pensamiento. Y escribir chorradas es la mejor forma de empezar. De deshinibirse. De perder complejos. Tabús. Este principio, que a priori parece sacado de la chistera, es en el que se basa la escritura creativa. Si habláis con alguien que haya hecho algún curso al respecto o, bien, os hayáis aventurado a realizarlo vosotros mismos, me daréis la razón.

 
Seguro que el eslogan de Tolkien del libro previo al primer libro que escribió era “Escribid Insensatos”. Todo genio tiene su librillo. Habrá gente que sabe lo que quiere contar, cómo lo quiere contar y a qué ritmo. Esta manera de escribir no les valdrá. Y no sé cuál sería el truquillo para esa gente. Igual dejarse llevar. Suele ser gente muy cuadriculada. Y con muchas manías. Y ese tipo de gente no sabrá escribir sobre cualquier cosa. Porque solo sabes contar algo, si ese algo te motiva por dentro. Por lo tanto, si ese algo es motor en tu vida. Así que no saber escribir también tiene sus ventajas. Podriamos decir que eres una persona versátil. Inclasificable. Que va en contra del sistema. Que no tiene nada que le motive. Y a la vez le motiva todo. Que cuando habla o escribe puede no decir nada o dejar a todo el mundo perplejo. Sorprendente.

 
Y ya que soy así. Igual que mucha otra gente. Voy a sorprenderme. Voy a escribir.

Anuncios