Etiquetas

, , , , , ,

Cuando te levantas por la mañana sonriendo y feliz significa que va a ser un gran día. Si además la mañana es fría y sensible te reconfortas. Si además sientes algo nuevo, es un día romántico.

OTO_O_BANCO_VAC_O
No todos los días son así, así que aprovecharlos y vivirlos intensamente es necesario. Las mañanas otoñales son sensibles y apacibles y, si puedes gozar de buena compañía, te envuelve un aura de felicidad difícil de explicar.

 
Te sientes en paz con el mundo, te sientes en paz contigo mismo. Sentir es el motivo de vivir. Ver las hojas caer y saber que volverán a salir dentro de algún tiempo. Pisar hojas secas y oír su tierno crujir. Notar el aire que nos seca los labios y nos hace encoger.

 
El verano ya pasó, la primavera está lejana. Acostumbrarse a estos días es de obligado cumplimiento. Apreciar su hermosura, apreciar sus detalles. Apreciar los sentimientos que nos suscitan, nos envuelven y nos acarician. Sentir el calor humano que nos recompensa cualquier mal pensamiento anterior.

 
Que curiosa es la vida. Un día nos sentimos fuertes y al día siguiente frágiles. No hay explicación para eso. Será nuestra química que nos cambia, será nuestra alma que está viva, será que sentir y vivir son la misma cosa.

 
El chocolate caliente endulza una tarde de domingo. Su aroma, su textura y, sobretodo, su sabor. Pero son las palabras que nos vuelven románticos. Las palabras escritas a veces lo consiguen, las palabras habladas con mirada sincera pueden cambiarlo todo. Y si el día no acompaña, si el entorno tampoco lo hace, un pensamiento positivo lo cambia todo.

 
Vivir y sentir es la consigna que tengo ahora mismo. Sentir y vivir y no conozco el orden y tampoco sé cuál es más importante. Quizás para mí sean una misma cosa.

Anuncios