Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Es muy sencillo saberse vender, tan sólo debes haber comprado algunas veces.

Observando como te venden y como lo consiguen, te fijas que hay veces que te das cuentan que te están vendiendo y otras veces que no te has dado cuenta. Para mí, ese es el buen vendedor.

empresa

Imagen sacada de: http://www.marketingdirecto.com

Las claves son:

  • Seguridad en uno mismo.
  • Síntesis.
  • Chispa.
  • El postureo o no quererse vender.

Durante la adolescencia, surgen lecturas como el postureo. Es una palabra que me han enseñado los compañeros de trabajo. Ésta viene a decir, que es tan importante trabajar como aparentar que trabajas, rodeado de positivismo y seguridad.

En un trabajo como el mío, donde no saben más de tu trabajo que los objetivos conseguidos, en ocasiones es importante aparentar. Porque de la poca información que reciben de ti, sea la mayor cantidad positiva.

Un trabajador no debería usar esta técnica, pero las situaciones que me he encontrado en los trabajos me han obligado a ello.

Es una técnica que uso cuando tengo un mal día, el resto del tiempo transmito una imagen de síntesis, seguridad y chispa. O lo intento.

Cuando el bagaje es amplio, la síntesis es básica.

Cuando ya no sé es un adolescente, la chispa está muy buscada y la seguridad surge sola con el tiempo.

Para darse cuenta de todo ello, la tranquilidad es fundamental para poder pensar y ordenar tus ideas. Ser una esponja para aprender todo lo que hay a tu alcance para mejorar, saber donde estás y que es lo que se espera de ti.

Y lo más importante, confiar en la suerte y en uno mismo en todo momento.

 

Anuncios