Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

¿Qué tal? ¿Cómo estás? ¿Hace bueno por allí?

Aquí bien, como siempre. No puedo quejarme por cómo me trata la vida, visto lo que voy viendo por allí. Aunque tampoco me conformo y siempre quiero más.

Parece que, en breve, todo va a cambiar. Y cuando digo todo, me refiero a todo. Parece alarmante, ¿verdad? Yo, cuando me lo repito muy de seguido, me asusto.

Las palabras que suenan por todos lados son: automatización, robótica, inteligencia artificial, …

Se ven a chinos por la televisión sustituyendo a personas por robots, ya sea en puestos de trabajo o en la vida cootidiana.

¿Aquí sucederá también? ¿Puede que de aquí a 10 años no tengamos trabajo? ¿Puede que veamos a gente sola conviviendo con robots?

Los avances tecnológicos dan vértigo, incluso a mí que estoy metido en el ajo.

Los que ya conocen un poco a la raza humana, se habrán dado cuenta que el ser humano es peculiar y que, en estos momento convulsos, todo el mundo está expuesto. Cuando me refiero al ser humano como peculiar, lo que quería decir es que todos querrán salvar su culo y les dará lo mismo el resto (hablando mal, pero es así).

Cada día, cuando paseo por las calles de Barcelona, me fijo mucho en la gente y todos van a su aire, se sienten poderosos, fuertes y modernos. Pero puede que un día les pongan la cruz y de allí no salgan.

Si no habéis visto aún ningún chatbot (robot con el que puedes hablar), aquí tenéis un proyecto hecho por mí.

Anuncios