Etiquetas

, , , , , , , , ,

Los días últimamente empiezan más tarde. Me levanto sobre las 10:30, no sin antes remololearme un rato en la cama.

Desayuno tarde, a la hora que me apetece, sin prisas ni gritos, sin necesidad de cumplir con un horario.

Salgo a la calle a la hora que me apetece, si sale el Sol salgo antes para calentar mi cuerpo y sentirme airoso.

IMG_68A561-34FA6E-FC5688-D3E07B-4BC8E3-E599B4

Siempre que reviso el whatsapp, tengo mensajes pendientes de leer y hay mucha gente pendiente de mí, que quieren cuidarme y hacerme sentir bien, puede que alguno que otro se sienta un poco culpable, pero a mí me da igual.

Últimamente, estas últimas dos semanas, veo la vida con unos colores diferentes, no me preocupa que llueva o haga frío, disfruto de una mañana como la de hoy, donde el Sol hace pasear a la gente, les hace tener más hambre y les hace darse cuenta que el tiempo apremia.

Priorizo entre cosas que antes eran importantes y ahora no lo son. Le doy importancia a cosas como la familia, la pareja, un beso, un abrazo, una sonrisa de un desconocido, un rayo de Sol, una canción que no había escuchado nunca.

Quizás son cosas en las que me fijaba también antes de eso, pero que postergaba y me decía: “ya habrá tiempo más adelante”. Pero ahora, si no lo vivo como me gusta a mí, que sentido tiene vivir un rayo de Sol y contároslo en este texto.

No estoy en ese momento de las cosas a media, o de medias mentiras y verdades. Estoy en ese momento, en que solo el momento es importante, donde las preocupaciones son demasiado grandes como para pensar en ellas y donde el tiempo tiene fecha de caducidad.

No soy capaz de preocupar a mi entorno, ni de pensar en mañana, si hoy aun no ha terminado. Necesito cariño por encima de todo, besos y caricias y que me digan que me quieren, pero que me lo digan de verdad con lágrimas en los ojos.

¡Que me crea! ¡Para creerme que soy feliz! Y que vale la pena este día a pesar del dolor, de un camino truncado por un azar con el que no me gusta jugar y que sabe más  que yo, que sabe más que yo y que el resto de mortales.

azar--280x300

El azar te atrapa y te dice lo que serás, lo que harás y lo que vivirás. Si el azar te trata bien, bendito azar. Si el azar te trata mal, maldito azar. Y solo puedes hacer eso, bendecirlo o maldecirlo, porqué por mucho que avance el ser humano, siempre habrá cosas regidas por el azar, que nos pondrán los pies en el suelo y nos quitarán esa capa de Superman que creemos llevar puesta.

Anuncios