Jandro, una sombra entre la multitud

Etiquetas

, , , , , ,

No os voy a mentir… me escondo de la verdad y navego entre las sombras.

img_como_saber_si_un_hombre_es_maduro_34007_600

Soy Jandro, hombre entrado ya en la madurez, que ha vivido libremente su adolescencia y juventud y ha rozado el precipición varias veces. Me defino con la frase “Vivir al límite”.

No le tengo miedo absolutamente a nada, ni a la muerte, bueno sí, miento, temo una cosa profundamente. Le tengo miedo al aburrimiento.

Cada minuto de mi vida he estado dedicado a algo concreto y no he perdido ni un instante aburriéndome. Hago muchas cosas durante el día, cosas en la casa, cosas en el trabajo, cosas para la familia, también para y con los amigos. Siempre me encuentro ocupado y acompañado, es una suerte ser tan sociable como yo. ¿No os genero un poco de envidia?

Mi vida amorosa ha sido como subir a la montaña rusa. He estado con bailarinas, con modelos, con artistas, con filósofas. Y a todas me las he pasado por la piedra. Guardo en una libreta las impresiones, fotos que les hice y detalles del encuentro de cada una de ellas. ¡Ahora sí, eh! ¿Ya empieza la envidia?

modelos1_2

Cada chica me duraba un rato y cuando me aburría iba a cazar otra, que fuera completamente diferente a la anterior. He probado todas las posturas del Kamasutra y puedo aseguraros que conozco a las mujeres al dedillo.

Pero ahora mismo me encuentro sólo y todas esas chicas ya se fueron, bueno sí, tengo sus fotos y recuerdo sus reflexiones, pero no es lo mismo. La casa se me hace grande y, cuando termina el trabajo, el aburrimiento se apodera de mí y siento miedo.

Miedo de no estar acompañado.

Miedo de no aprovechar el tiempo.

Miedo de no estar ocupado.

Miedo de pensar…

Y cuando llega la noche y no consigo dormir, saco ese álbum de fotos de cuando era un niño. Voy mirando página a página ese álbum que me sé de memoria.

Y al llegar a la última foto, nunca puedo evitar llorar.

Es la foto de mi madre sujetándome en brazos en la playa unos días antes del trágico accidente que se la llevó.

Anuncios

Imaginar lo imposible

Etiquetas

, , , , , , , ,

Me desperté contrariado, sin saber muy bien si estaba durmiendo o despierto. Y lo peor aún, si aquéllo que acababan de ver mis ojos todavía existía.

Ocho horas antes…

Acabé de cenar algo ligero, no me encontraba muy bien, me puse a dormir. La cabeza me daba vueltas y no había bebido, el corazón me palpitaba rápido y estaba estirado, las manos me temblaban y no sentía nervios.

A la mañana siguiente todo habría cambiado, pensé “cuánto deseamos los cambios”. Estaba aburrido de hacer lo mismo cada día y esperaba que comenzar esa nueva aventura supondría aquéllo que ansías durante años.

Ya era mañana…

Abrí los ojos como los abre un bebé por primera vez, como descubre un niño los compañeros en su primer día de colegio. Los colores eran muy vivos y brillantes, todo se veía en un mismo plano y se desplazaba en horizontal. Todo era intenso, tanto lo que era alegre, como lo triste, como lo violento, como lo sereno. Nada ni nadie mentía y todo crecía a su ritmo chocando en una paleta de colores del pintor de la vida.

Me acerqué a esa acuarela y salté sobre ella, vi pasar todos mis sueños dibujados en el aire y como se mezclaban con el resto del cuadro. Sin yo quererlo, ya había compartido mis virtudes y flaquezas y me invitaban a bailar entre amigos, me invitaban a hablar de mis sentimientos, me besaban y me miraban con picardía.

Estaba tan lleno de felicidad, que al fin la estaba descubriendo, recordaba como hasta entonces la vida era diferente, pensé “otros siguen allí” y continué bailando y dándome cuenta que no podía saberlo todo, solo podía disfrutar del momento.

Las pinturas olían a flores de diferentes colores, agarré una caja en el aula que se deshizo en agua, sobre la que surfeé en medio del océano, al saltar me monté sobre mi primera bicicleta sin ruedas, al girar sobre mí era bloqueado en la final del campeonato de rugby habiendo cruzado la línea, al alzar los brazos sostenía mi sobrina de tres años el día de su cumpleaños, al abrazarla me encontraba abrazando a mi mujer, que mordía en el cuello y volvía a ese colegio quitando el tapón al bolígrafo en clase de matemáticas para resolver ese problema tant peculiar.

Y llegaba la noche y mis ojos se iban cerrando ya cansados.

Y al despertar ya era la mañana siguiente… y pensé “soñar es gratis y la vida es un sueño tras otro”. Ahora que ya es mañana voy a imaginar lo imposible y hacer realidad mis sueños. ¿Os venís?

imposible-300x198

Encuentro entre un fotógrafo y una bailarina

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Quedamos un día para hacer una fotos,

Me presento como artista,

Tú lo haces como bailarina.

051c4b2b94d0832f4c5ad3144e7df461

Te digo: “¡posa aquí!”,

Y te miro a través de mi objetivo,

Te pido que te toques el pelo,

Juegas con él y yo me pongo nervioso,

Con mi aparato en la mano,

Busco las opciones adientes,

Que te saquen guapa y provocativa,

Y mis mejillas se sonrojan.

 

“¡Cuánto te quiero! – me digo para adentro,

“Camina un poco”, te digo,

Y ahora te sigo con mi dron con cámara aérea,

Tú ya te has desatado de todos tus miedos,

Y yo te imagino como la mujer de mis hijos,

Teniéndote cada noche en casa durmiendo a mi lado,

Y va y me miras y me dice que no con el dedo.

 

Desnudo ante ti,

Ya no sé quién mira a quién,

Ojalá no tuviera tantos aparatos artificiales,

Y más manos, brazos, piernas y labios,

Para recorrer cada milímetro de tu cuerpo,

Y una vez me tuvieras en tus manos,

Te supieras diosa de mis deseos,

Y siguieras jugando conmigo,

Sabiendo que sin esforzarte me tienes bebiendo de tu boca.

20100913055031-boca-roja-1

Conversaciones en la hora de la comida

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Hoy hablando con una compañera de trabajo, me ha planteado un dilema:

“¿Dónde está el límite en la infidelidades?”

descarga

Pensándolo ahora, me acuerdo que ese mismo dilema nos lo planteó el mossén cuando hicimos el curso prematrimonial, mi mujer y yo.

La compañera de trabajo lo planteaba como si mirar era ser infiel, si había que tener contacto o, por el contrario, con pensarlo ya se era infiel.

Ella se encontró con una pareja que le prohibía mirar a otros hombres por la calle. Cierto, era de otra cultura, era sudamericano y empecé a comprender un poco más de qué tema estábamos tratando. Se encontraba sin pareja de nuevo.

Ella quería escuchar mi opinión: “Que no es otra que la infidelidad la deben vivir las dos personas de la relación de la misma forma, eso me enseñó también el mossén. No es importante para la relación cómo opine uno, lo importante es que opine el otro. Así pues si uno opina que mirar por la calle otra gente es ser infiel, si la otra persona opina igual, entre ellos se entenderán.”

“También es cierto que es un tanto enfermizo ir vigilando que tu pareja mire o no mire otra gente. Para mi la infidelidad se produce en el acto. Es decir, cuando quieres y deseas a otra persona y lo llevas a la acción.”

La conversación tomó otro rumbo y es el de las parejas a cierta edad. Ella estuvo con un hombre que le permitía de todo y era bueno, con el que se aburrió. Más tarde estuvo con el sudamericano que la trato mal y de forma machista. Y llegamos al fondo de la cuestión y es que su pareja la dejó cuando tuvieron un hijo. Le dijo: “te quiero mucho, pero te dejo”. Y ella se dice que no entiende a los hombres, es un pensamiento que me hace reflexionar sobre su historia.

Una chica enamorada de su pareja, a causa del hijo y que encuentra a otra, la deja (el hombre ahora tiene 5 hijos con varias mujeres, un viva la vida vaya!).  Ella ahora va y viene con diferentes hombres, sin mucho interés por parte de ella y no encuentra su media naranja. Dice que a su edad ya no se creen en amores y demás tonterías, que no tiene paciencia y enseguida se cansa de los hombres.

Mis conclusiones son que:

Debe pasar un tiempo hasta que encuentre su sitio y, cuando se conozca mejor, podrá conocer a alguien interesante que la respete como ella se respetará. Hasta entonces, seguirá tormentada por una historia de amor que no funcionó y que ella no superó.

¿Qué opináis vosotr@s?

Recuerdos …

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Hemos sido eternos,

Hemos bailado en la noche,

Nos hemos abrazado como los osos en invierno,

Hemos alcanzado el cielo mil veces,

Nos hemos sonreído con dulzura y ternura,

Y puedo decir: “¡Que me casaría contigo 100 veces más!”.

576320397267e

Viendo fotos antiguas de nosotros,

Nos entra la nostalgia, ¿quizás de tiempos mejores?

Hay cosas que ahora mismo no acaban de salir,

Por más intentos que hagamos, la naturaleza va a su aire,

Eso nos deja en una casilla sin poder avanzar.

memoria-pasado

También es cierto, que avanzar por avanzar no sirve de nada.

¿Tú estás bien conmigo?

Si me preguntas a mí, puedo responder que sí.

Me encanta viajar contigo, me encanta cuando me sonríes,

Cuando haces memoria de recuerdos pasados y te acuerdas de todo,

Me encanta cuando me abrazas por la espalda y me besas el hombro,

Me encanta cuando dices “sabes que siempre las devuelvo”.

 

No cambiaría absolutamente nada de ti,

Solo deseo envejecer a tu lado y que, de mayores, nos sigamos mirando a los ojos como nos miramos ahora.

¡Te quiero amor mío!

Amor32-500x302

¡Corre, corre insensat@!

Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

No hay día que no empiece con ganas de comerme el mundo,

No escucho las voces, no escucho los lamentos,

Soy fiel a mi destino y agudizo mi ingenio.

Deseo-1

Nunca sabemos hacia donde vamos,

Solo sabemos que vamos hacia delante,

Más si venimos de algo y vamos hacia otro algo,

Somos agua, calor y sudor.

 

El fuego del Universo nos enciende y nos hace vivir al máximo,

Más allá no hay nada y de más aquí ya venimos,

Somos deseo, pasión, sufrimiento por desear esa gota húmeda,

Que no viene a vernos y que nos hace desearla con más ganas.

 

La locura se apodera de mí,

¿Sabes bien quién soy?

Porqué yo ya no gobierno este timón,

El mar bravo me hace dar tumbos,

El calor crece dentro de mí.

 

Ya no puedo soportarlo más,

Debo explotar de pasión,

Debo cumplir con las promesas que me hago,

Y no caer en el olvido que no somos más …

 

¡Que fuego, carne, agua y deseo!

 

¡Corre, corre insensat@!

¡Cuando digo no, es NO!

Etiquetas

, , , , , , , ,

Hay momentos en la vida que te sientes solo… a todos nos ha pasado.

¡Te dices…! ¿estaré mejor acompañado que solo?

Uyes de tu soledad y te acompañas de mucha gente.

Surgen muchas opiniones, que ponen en duda muchas cosas, pero sobretodo …

¡Ponen en duda esa pregunta que te hiciste en el principio de los tiempos!

¡Al fin logramos ser reservados porqué nos queremos realmente! No tenemos la necesidad de ir exponiéndonos, porqué lo nuestro es para nosotros como esa fruta dulce en verano, como ese chocolate caliente en invierno.

!Que digan lo que quieran! ¡Que griten tanto como quieran! ¡ Que pierdan la cabeza! Nada me afecta, porqué, en realidad, nadie me merece.

¡Y el que no me quiera…! Que se busque a otro… porqué yo no voy a cambiar.

¡Porque cuando digo no, es NO!

no-1